Una fábrica militar se une al reto de tener 5.000 nuevos respiradores hechos en España | EL PAÍS

Escribano ha reconvertido su producción de artillería y sensores balísticos para elaborar respiradores pulmonares, las máquinas por las que pugnan decenas de países.

El respirador pulmonar, el nuevo oro por el que se pelean decenas de países, no es un producto excesivamente complejo. El que fabrica España cabe en la palma de una mano y pesa solo kilo y medio. Según la empresa del ramo militar Escribano, a sus ingenieros y mecánicos no les ha costado mucho trabajo adaptar su maquinaria de fabricación de armamento para replicar en cuestión de días sus componentes. Pero hay una gran pega. Muchas de sus casi 50 piezas solo se fabrican en el extranjero, hasta en más de diez países distintos, y el mercado internacional es ahora mismo un caótico bazar donde cada país pugna por apropiarse de esos codiciados materiales.

Noticia completa: Una fábrica militar se une al reto de tener 5.000 nuevos respiradores hechos en España | Madrid | EL PAÍS

Comparte las buenas noticias