Finaliza la experimentación clínica de la primera vacuna rusa contra el coronavirus | El Comercio

La Universidad Séchenovski de Moscú anunció ayer que la experimentación clínica de la primera vacuna rusa contra el coronavirus ha finalizado y ha sido todo un éxito. Las cobayas humanas han sido militares rusos de ambos sexos que han participado en las pruebas por iniciativa propia. Así al menos lo declaró hace mes y medio el Ministerio de Defensa ruso.

El primer grupo de voluntarios será dado de alta el miércoles y el segundo, el 20 de julio, declaró a la agencia RIA-Nóvosti Vadim Tarásov, director del Instituto de Medicina Traslacional y Biotecnología de la Universidad Séchenovski. A partir de ahí y puesto que el fármaco ha demostrado su capacidad de crear inmunidad sin efectos secundarios peligrosos para la salud, la siguiente fase consistirá en acometer su producción a gran escala.

Determinar que la vacuna es segura para los usuarios era el principal objetivo de la experimentación, ya que en los ensayos previos con animales ya estableció que provoca la aparición de anticuerpos contra el coronavirus de Wuhán. «La Universidad Séchenovski ha completado con éxito las pruebas en voluntarios de la primera vacuna del mundo contra el coronavirus», manifestó Tarásov. El medicamento fue desarrollado por el Centro de Investigación Nacional de Epidemiología y Microbiología Gamaléi de Moscú (NITsEM en sus siglas en ruso) en colaboración con el Ministerio de Defensa.

Noticia completa: Finaliza la experimentación clínica de la primera vacuna rusa contra el coronavirus | El Comercio

Comparte las buenas noticias