El distanciamiento físico ha evitado 600.000 casos de COVID-19 en EEUU | Europa Press

Una nueva investigación de médicos del Hospital General de Massachusetts (MGH) ha demostrado que las órdenes de distanciamiento físico emitidas por el gobierno de Estados Unidos al inicio de la pandemia de coronavirus entre el 10 y el 25 del pasado marzo, desaceleraron significativamente la epidemia, lo que llevó a una reducción estimada de más de 600.000 casos de COVID-19 en las tres semanas posteriores, según publican en la revista ‘PLOS Medicine’.

«Muchos han sospechado firmemente que las políticas de distanciamiento físico ayudaron a interrumpir la transmisión del COVID-19 durante los primeros días de la epidemia en Estados Unidos –señala Mark J. Siedner, médico de enfermedades infecciosas en el MGH, profesor asociado de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard y coautor de la investigación–. Este estudio agrega evidencia clara para respaldar esas sospechas».

Noticia completa: El distanciamiento físico ha evitado 600.000 casos de COVID-19 en EEUU | Europa Press

Comparte las buenas noticias